lunes, 25 de abril de 2016

Las páginas en blanco me ponen cachonda,
me hacen cosquillas en el pubis,
hacen círculos en mis pezones
y me dan ganas de hacerles el amor con las letras,
de hacerle el amor a las letras sobre ellas,
de fundirme en las emes, 
y en las haches,
a cada golpe de cadera,
de acariciarme con cada erre que roza mi vello
de correrme sobre el folio y ver el rastro
que deja mi sexo sobre él.
Lamer las eles con ganas,
soltar las ges guturales poquito a poco,
mientras mis dedos se empapan
y mis sábanas suplican que lluevan eses,
calientes,
sobre mi vientre,
dejar que vuelen por mi cuerpo,
que lo rocen hasta la locura,
escupir sobre la gramática y dejar que me roce el clítoris,
mojada
con golpes suaves.
Que me moje a golpes de lengua,
a golpes de letras,
caer temblando sobre el poema
y sonreírle.
Acurrucarme a su lado
y decirle al acabar:
Ha estado bien,
si quieres,
dentro de un rato
repetimos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven, que vamos a hacer un pacto yo y tu sonrisa.