martes, 13 de noviembre de 2012

La vida pasa mientras veo llover
y escucho de fondo la teletienda,
muy flojito,
tanto que ya no sé
si anuncian sartenes,
cuchillos
o una puta batamanta.

La vida pasa.
Y se acaba cada vez que apago un cigarro.
Intento inútilmente volver a encenderme otro,
a ver si cuela.

La vida pasa
y la veo en cada gota de lluvia que resbala por el cristal
hacia su fin,
hacia el nuestro.













Y yo sigo fumando.

2 comentarios:

  1. Sigue fumando rocanrrola... Y que siga la vida pasando como si nada, porque aquí siempre habrá tabaco.

    ResponderEliminar
  2. deja ya ese vicio horrible!
    biquiños,

    ResponderEliminar

Ven, que vamos a hacer un pacto yo y tu sonrisa.