lunes, 3 de junio de 2013

Equilibrismo entre abismos.

Salto, corro, bailo, ¿vuelo? La música me guía y no soy capaz de escuchar una canción completa. El equilibrio está bien para un rato, pero si no eres capaz de bajar ¿cómo vas a mojarte? Yo subo hasta que me choque con el decorado para seguir subiendo. Y si caigo, vuelo hasta que nado. Todo vuelve a empezar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven, que vamos a hacer un pacto yo y tu sonrisa.