jueves, 25 de septiembre de 2014

Quisiera escribir como antes, como cuando me abría el pecho hasta que sangraba, y no sólo tinta. Quisiera ser capaz de diluir lo que sobra en el azul que más uso de mis acuarelas. Y a cambio sólo tengo ocres, asfalto y puertas cerradas, sucedáneos del amor envueltos en humo de coches. Y un mar al que tirarme como si así hiciese eterno el infinito que llegan a abarcar mis ojos.
Los ciclos, la historia y los círculos por cerrar.
Mientras,
más
a
b
a
j
o,
está mirándome el diablo,
Y no sé que espera de mí,
pero tampoco me importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ven, que vamos a hacer un pacto yo y tu sonrisa.